Volován de alcachofa y pota blava



¡Qué pareja más encantadora! declaran todos a la salida de la ceremonia al tiempo que arrojan pétalos de rosas. Los familiares de ambas partes están contentos y no pueden disimular su felicidad, aunque al principio les costó dar el consentimiento a una relación que se preveía complicada..

Ella, una joven de ojos verdes y corazón aterciopelado, siempre ha sido la reina de su casa, el ojito derecho de sus progenitores. Nació y se crió en el Delta, y seguramente el clima atemperado por la protección de las montañas y la acción marina del Mediterráneo forjaron en ella ese carácter dulce y suave que enamora a quienes la conocen.

Él es de pueblo, pero de casa buena. Un señorito a quien nunca faltó de nada. Deportista de élite, de cuerpo bien fibrado y mirada intensa. Un seductor por quien suspiran todas las chicas que volotean a su alrededor, pues allá a donde va, su belleza natural deja a todos boquiabiertos. Pero lo más admirable en él son su simpatia y el espíritu protector hacia los débiles.

Desde bien jóvenes ya habían coincidido en fiestas mayores, en actos organizados por el Ayuntamiento y en alguna feria gastronómica. Y, aunque se encontraban a gusto cuando estaban juntos y eran conscientes de la complicidad que había entre ellos, cada uno hacía su vida ajeno a los sentimientos que el otro abrigaba en su corazón.

Hasta que el encuentro casual organizado por un amigo común consiguió que pudiesen pasear unas horas bajo las estrellas al resguardo de cualquier mirada. Enseguida las confidencias dieron paso a miradas de amor, y en aquel estado de plena felicidad decidieron unir sus vidas y gozar del calor  de sus cuerpos para siempre.




Hace pocos días recibí esta invitación a un enlace muy original, como podéis ver. En realidad se trataba de la presentación de las   VII Jornades Gastronòmiques del Pota Blava i la Carxofa Prat, dentro del Març Gastronòmic 2016, organizado por la Asociación de Gastronomia y Turismo  (AGT) i el Ajuntamiento del Prat, y que tuvo lugar en  El 300 del Born.

Estas Jornadas -cuyo padrino es el chef con 5 estrellas Michelin Paco Pérez- dan la oportunidad de degustar menús elaborados con Pollastre Pota Blava y Carxofa Prat a 19 restaurantes del Baix Llobregat y, por primera vez, también en Berlín. Los restauradores se han basado en estos productos de km 0 para configurar un catálogo de platos que hacen de su cocina un signo distintivo de calidad.

En este acto nos obsequiaron con una gran variedad de tapas realizadas por los restauradores locales que deleitaron los paladares más exigentes.




Aunque nos regalaron un dossier con las recetas de los Menús Pota Blava y Alcachofa Prat de los restaurantes participantes en estas Jornadas, he preferido hacer una receta original, inspirándome en los dos protagonistas de estre enlace.

Si os ha gustado este Volován de alcachofa y pota blava, y os gustaría hacerlo, basta con seguir estas indicaciones:

Para hacer los volovanes:
- Cogemos una lámina de hojaldre y la dividimos en 4 trozos. En cada trozo cortamos un círculo de 8 cm. Pintamos con huevo batido los 4 trozos y los ponemos encima de la otra lámina, con la parte pintada hacia abajo para que se unan. Recortamos un corazón en los círculos que hemos sacado.

- Con un molde de 12 cm de diámetro hacemos unos bordes ondulados. Pinchamos con un tenedor el círculo central para evitar que se hinche durante la cocción, y pintamos toda la superficie con huevo batido, y también los corazones. Los guardamos en la nevera.




Para asar el pollo:
- Separamos el muslo y el sobremuslo, los palpimentamos y los asamos en una cazuela con el aceite, los ajos, las cebollas, el tomillo y el romero. Les damos la vuelta de vez en cuando para que queden dorados por todos los lados. Vertemos el coñac. Cocemos 15 minutos más. Apagamos el fuego y dejamos enfriar ligeramente.

- Quitamos la piel al pollo y cortamos la carne con unas tijeras. Reservamos.

Para la cocción de la alcachofa:
-   Cortamos las cebollas en juliana y las ponemos a pochar con un poco de aceite, evitando que cojan color. Eliminamos las hojas externas de las alcachofas y las cortamos por la mitad horizontalmente. Las cortamos en 8 trozos. Cuando la cebolla esté blanda, añadimos los trozos de alcachofa, el agua y el vino. Tapamos el cazo y dejamos cocer hasta que se haya evaporado todo el líquido y las alcachofas estén cocidas (unos 20-25 minutos).




Para la salsa:
- En un cazo ponemos la mantequilla y la harina, y vamos agitando con una espátula durante 2 minutos. Vertemos el caldo caliente y batimos con energía para conseguir una salsa sin grumos. La cocemos 5 minutos, añadimos la nata y dejamos cocer 5 minutos más. Salpimentamos. Añadimos los trozos de pollo y alcachofa, y lo mezclamos todo con cuidado. Reservamos.

Para montar el volován:

- Encendemos el horno y lo ponemos a  220º. Cuando esté caliente, volvemos a pintar con huevo los volovanes y los corazones, y los horneamos durante 10 minutos. Si el círculo central ha subido mucho, podemos recortarlo con un cuchillo. Calentamos la salsa.

- Rellenamos los volovanes con la salsa y los trozos de pollo y alcachofa, y los decoramos con los corazones.




Ingredientes (para 4 volovanes):
  • 2 láminas cuadradas de hojaldre
  • 1 huevo para pintar
Para asar el pollo:
  • 2 piernas de pota blava 
  • 2 cebollas tiernas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 rama de tomillo y 1 de romero
  • aceite de oliva virgen extra
  • coñac de buena calidad
  • pimienta negra molida
  • sal marina
Para la cocción de la alcachofa:
  • 2 cebollas tiernas
  • 2 alcachofas Prat
  • aceite de oliva virgen extra
  • 100 ml agua mineral
  • 100 ml vino blanco de buena calidad
Para la salsa:
  • 35g mantequilla
  • 30 g harina
  • 250 ml caldo de pollo y verduras
  • 100 ml nata 35% m.g.
  •  pimienta negra recién molida
  • sal marina



Esperamos que el enlace de esta pareja tan encantadora (la joven Alcachofa Prat y el joven Pota Blava) sea el principio de una gran historia de amor y que durante muchos años mantenga encendida la llama de la felicidad.
Por eso hoy -para acompañar este delicioso Volován de alcachofa y pota blava- os recomiendo la lectura de La boda, de Nicholas Sparks. Roca Editorial. Barcelona, 2004.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada